El fuego se destató el sábado y el viento volvió más complicada la tarea para los bomberos.

El incendio forestal en el departamento Santa María -jurisdicción de los bomberos de Alta Gracia- que comenzó el sábado en el paraje Los Nogales, se extendió por el fuerte viento y amenaza a zonas urbanas.

El fuego avanza hacia La Bolsa, La Paisanita y Los Aromos; y también en dirección a Potrerillo de Larreta y a barrios de Alta Gracia.

El fuego, que se desató ayer sábado, amenaza a zonas urbanizadas.

El fuego, que se desató ayer sábado, amenaza a zonas urbanizadas.

Por ahora las viviendas no corren peligro, pero la amenaza por el fuego está latente.

Por ahora las viviendas no corren peligro, pero la amenaza por el fuego está latente.

“Por el momento no hay riesgo de viviendas, pero esto se actualiza minuto a minuto”, señaló Diego Concha, Director de Defensa Civil en medio de un combate con el fuego en las sierras que lleva siete días seguidos.

En el Valle de Paravachasca están trabajando cuatro aviones hidrantes y unos 150 bomberos. Tres aviones salen desde la pista de Alta Gracia y el cuarto, desde el Lago Los Molinos. En la zona también está colaborando un helicóptero.